Crónica de Julián Mendoza del Duatlon de Alcazar de San Juan


6º y 26º puesto en el Duatlón de Alcázar de San Juan.

JULIAN MENDOZA

PINCHA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER AL BLOG DE JULIÁN Y VER EL RESTO DE LAS FOTOS DE LA CARRERA

Una mañana de perros como se suele decir. Un fuerte aire de del norte hacía que el día fuera desapacible y frío.
Llegamos a Alcázar sobre las diez menos veinte, bajamos a por los dorsales y la sorpresa fue que la prueba era puntuable para el campeonato de Castilla la Mancha (yo te mato Juanito (mi hermano)). Bueno volvemos para el coche para bajar las bicis y ponerlas junto con los cascos y las zapatillas para la bici en la zona de transición donde hay que cambiar el modo correr por el de bici (el mio, jejeje).

Vamos camino de la zona de transición y empiezo a fijarme en la gente, pero que gente, estos tíos son maquinas. Todos son triatletas, vemos Alberto Zamorano (dueño de la tienda Triatlón Zenter de Ocaña) que tiene una pinta de ser un latigo, a un compañero de mi hermano de la Guardia Real , Pedro Gallego Yugo Subcampeón de España de triatlón y noveno en el ranking mundial (en triatlón por carretera y bici de carretera) y más tíos que son como armarios, entre ellos muchos bomberos.

La prueba son 6 km corriendo a pie, luego 20 en bici y termina con otros 3 a pie.

Se va a dar la salida y yo me coloco de los últimos con un conocido biker de Santa Cruz de la Zarza ( Ricardo) y nos ponemos juntos.

PINCHA AQUÍ DEBAJO PARA VER EL RESTO DE LA ENTRADA…

Se da la salida a los pies de una subida de unos 500 metros, para estirar el grupo yo voy mirando la cabeza para ver como a salido Juan, va el sexto. Llegamos al final de la cuesta y giramos a la derecha por una senda con piedras sueltas de sierra (como puños), hay que tener cuidado donde pisas. El aire se hace notar, de momento a favor. La senda pica hacia arriba y va girando poco a poco hacia el norte, para que el aire nos pegue de frente total. Seguimos por la senda y giramos a izquierdas, ahora el aire a favor, la subida más dura y vamos camino a los molinos típicos manchegos. Llegamos arriba y volvemos a girar al norte, más aire. En esta zona, la más alta, el aire es tan fuerte que casi te para. Ricardo y yo no lo tomamos con tranquilidad.

Empieza la bajada por una senda con curvas cerradas, piedras sueltas. Ricardo y yo comentamos que ya tenemos ganas de coger la bici y bajar por hay, es lo nuestro el puro MTB.

Salimos a una pista al final de la bajada y da un giro al norte y aparece una recta de unos 1500 metros con el aire de cara y picando la segunda mitad. Llega como a un pequeño polígono y gira a izquierda, una subida rápida y una bajada corta con giro a izquierda y aparece un sendero entre pinos y con una fuerte subida. Dura, mucha gente tiene que dejar de correr y sube andando, son como 400 metros. Llegamos al final y hay un tipo dando agua.

Comienza una bajada por camino que te hace sentir el rebote de tu cuerpo hasta en los pelos de la cabeza, que malas la bajadas las llevo fatal. Salimos a una pista de alquitrán y peor, me salgo e intento ir por el campo para que me duela menos las piernas. Se ve una subida que va a los molinos, es cuestión de poner ritmo. Poco a poco vamos subiendo y veo que Ricardo se queda un pelin y me dice que tire, ¿para que? miro para detrás y veo que más de veinte no vienen detrás nuestro. Llegamos a la cumbre y están mis padres y mi hermana haciendo fotos les pregunto por Juan, el décimo, muy bien y ahora con la bici recuperará seguro.

Nosotros estamos apunto de coger la bici, entramos, cambiamos las zapatillas,nos ponemos el casco, salimos de la transición y la misma cuesta donde salimos corriendo, 500 metros para arriba donde me exprimo un poco con la única idea de coger a Juan y llevarlo lo más alante posible, tarea difícil porque Juan no es malo con la bici.

Salgo hacia arriba , paso a Ricardo y sigo pasando gente, en esa subida he pasado a diez, y continuo quitándome gente que por la senda al ser un poco técnica meda mucha ventaja, llego a los molinos en casi un spring, recupero un poco y empiezo a bajar a tope por la senda llena de piedras, entonces me doy cuenta de una cosa escucho como la gente comenta de como baja este tío, que velocidad lleva,..¿que pasa ?

Nadie de los de cabeza hace MTB y son de carretera y bajan con el freno puesto, esta es la mía. Voy pasando gente por fuera de la senda, campo a través por el cerro este de los molinos, me exprimo. Llego a la recta donde pega el aire, me pongo en una postura aerodinámica, meto una cadencia fuerte y sigo pasando gente.

En pinar con la subida fuerte aprieto, veo que la gente se baja de la bici y les voy pidiendo paso, que no suban por el medio y dejen paso. Corono y empiezo a bajar hacia la pista de alquitrán, donde el aire es a favor. Llega la subida, bloqueo la horquilla y me pongo de pie. Se pega la jodia cuesta, llego arriba y ya he completado la primera vuelta (que corto se me a hecho) Escucho a mis padres, ¡¡vamos culon!! me dice mi hermana, que capulla,jejeje. Les pregunto que cuanto me sacan los de cabeza y me dicen que casi diez minutos ¿queeee?, sigo sin pensar en nada completo las dos vueltas que me faltan y a boxer a dejar la bici y a correr los últimos 3 kilómetros.

Un camino con conos en el medio que me hace suponer que serán 1,5 para un lado y vuelta para el otro. Voy fatal, me dan calambres, es como si no supiera o no hubiera corrido nunca, que sensación más mala. Continuo pero me da un calambre, paro estiro un poco y sigo. Me cruzo con gente y veo a Juan con mala cara y con un trote que no es el que acostumbra el (huy que jodido va) llego al final donde hay dos de la organización apuntando el dorsal y diciéndote el puesto, (21 y 22), ¿quien yo?-si tu , venga dale.- Pero si es mi primer duatlón.- Pues esta muy bien , dale.

Último kilómetro y voy fatal, me duele el pecho por la zona del corazón, pienso que me va a dar algo, bajo un poco el ritmo, me pasa el 22, paro y voy andando unos diez segundo, aire, respiro y continuo, la sensación de dolor en el pecho, calambres en las piernas, me dan ganas de llorar. Veo que baja Juan a buscarme (yo le vi mala cara, pero el a tenido que ver la mía peor). Me anima con un ¡vamos campeón!
pero voy al limite pero veo la meta, son treinta metros y cuando la cruzo me paro justo medio metro después y tomo todo el aire que puedo, estoy roto.

Viene mi madre y mi hermana ,me traen una chaqueta y preguntan. Les digo lo del pecho y mi madre se asusta un poco, le digo que es normal con el pedazo de esfuerzo que llevo y pregunto por Juan, SEXTO, pero esta lesionado de lo mismo de siempre.

Yo he terminado sobre el 25 o 26 de 80 participantes en una carrera puntuable para el campeonato de Castilla la Mancha, ¿que más quiero? Supercontento.

Hoy lunes tengo que decir, que me cuesta andar horrores, me duelen las piernas un montonazo, pero la experiencia me a gustado, seguro que repito.

Anuncios

Publicado el 8 noviembre, 2011 en DEPORTES. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: